Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información consultando nuestra política de cookies. Aceptar

Hablar en público: cómo ganarse a la audiencia

Anna Caballero
11 de Enero de 2018

¿Tienes que preparar un discurso y no sabes por dónde empezar? Está claro que esta inquietud responde a la aspiración de querer hacer una presentación con éxito. La manera en que llevamos a cabo la comunicación determinará tanto la eficacia del mensaje que queremos transmitir como la imagen, personal y profesional que proyectamos. ¡Poca broma! ¡Nos jugamos mucho!

Ante el reto de hacer una presentación en público o participar en unas jornadas o en un congreso, aparecen unos miedos que nos provocan un estado de ansiedad y de nerviosismo. En definitiva, la situación nos obliga a salir de nuestra zona de confort y a vivir una situación nueva.

Está claro que no nacemos siendo unos oradores excelentes, pero podemos trabajar para adquirir la habilidad de serlo. Tener claro qué queremos comunicar, saber estructurar el discurso, expresarse bien y practicar la puesta en escena, son elementos claves a tener en cuenta antes de hacer una presentación en público. Podemos tener un buen discurso, pero ser incapaces de cautivar a la audiencia. Para comunicar, no es suficiente con escribir o hablar. La persona también comunica con la actitud, el movimiento del cuerpo y las manos, con el tono y con la expresión de la cara. Evidentemente, también con las cosas que dice, pero, sobre todo, con cómo las dice.

Para la tranquilidad de muchos, un estudio confirma que el 75% de las personas manifiesta un cierto grado de miedo de hablar en público; es decir, tres de cada cuatro personas sienten algún tipo de ansiedad cuando se enfrentan al público. Sudar, sentir los latidos del corazón, sequedad en la boca o temblor en la voz son algunos síntomas físicos más comunes que se dan, sólo por el hecho de sentirse observado y ser el centro de atención, lo que conlleva el miedo a hacer el ridículo. Todos estos peligros son superables y, desde el departamento de formación de UNDATIA comunicación, te podemos acompañar en el proceso de preparación para que el discurso sea un éxito, te sientas seguro y domines la técnica de hablar en público.