Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información consultando nuestra política de cookies. Aceptar

5 pistas para hacer una memoria de Responsabilidad Social

Tania Empez
21 de Noviembre de 2018

Seguro que os lo estáis planteando. Queréis explicar a vuestros públicos lo mucho que os esforzáis por hacer las cosas bien, cómo habéis mejorado y qué objetivos tenéis a corto y medio plazo para ser cada vez más responsables con vuestro entorno. El problema es que no sabéis por dónde empezar.

Muchos de nuestros clientes nos piden ayuda para redactar sus memorias de responsabilidad social empresarial (RSE) y la verdad es que llegan a nosotros algo desorientados, después de haberse adentrado en el laberíntico mundo de las metodologías, plantillas, herramientas y… de no acabar de simpatizar con términos como materialidad, indicadores o desempeño.

Keep calm!

Desde UNDATIA comunicación queremos daros algunas pistas que os ayuden a encontrar un camino directo a vuestra memoria, para convertirla en una herramienta eficaz de comunicación, que aporte transparencia a la gestión empresarial y que contribuya a aumentar vuestra competitividad. ¿Vamos allá?

1ª pista: ¿Qué es una memoria de RSE?

Una memoria de RSE (también denominadas de RSC o de Sostenibilidad) es una herramienta de comunicación y de gestión eficaz, transparente y sostenible que recoge información sobre el desempeño social, económico y medioambiental de vuestra empresa.

2ª pista: ¿Qué métodos podéis utilizar para elaborar una memoria?

Actualmente, no es obligatorio redactar una memoria de RSE y, por tanto, podéis utilizar una metodología libre o, por ejemplo, la metodología de Global Reporting Initiative (GRI) que es la más extendida a nivel mundial. Global Reporting Initiative es una organización cuya finalidad es promover la elaboración de memorias de sostenibilidad para cualquier tipo de empresa u organización. Para ello dispone de una Guía para la elaboración de memorias donde establece cuáles son los principios e indicadores que las empresas pueden emplear, ya sea para medir o para dar a conocer su desempeño social, ambiental y económico.

3ª pista: ¿Qué contenidos tenéis que incluir en la memoria?

Aunque optéis por aplicar una metodología libre, es importante que vuestra memoria recoja información sobre vuestras actividades y su repercusión social y medioambiental, en base a las expectativas e intereses de vuestros grupos de interés. Si os decidís por el método GRI, la Guía incluye un índice al que os deberéis ajustar y que determina unos contenidos mínimos:

  • Describir vuestros grupos de interés (stakeholders) y explicar cómo respondéis a sus expectativas e intereses.
  • Especificar cuál es el desempeño o contribución voluntaria de vuestra empresa, en relación a los grandes problemas y retos del desarrollo sostenible, descritos en su contexto.
  • Incluir información e indicadores que reflejen los efectos económicos, ambientales y sociales significativos de la empresa o que influyan de un modo sustancial en las evaluaciones y decisiones de vuestros grupos de interés.
  • Recopilar información exhaustiva y real, que pueda ser evaluada por todos los grupos de interés.

 

4ª pista: ¿Cómo debéis redactar una memoria?

La memoria se tiene que redactar en base a unos principios de calidad de información y con una presentación adecuada, que permita a vuestros grupos de interés efectuar evaluaciones fundadas y razonables sobre el desempeño de vuestra empresa en RSE. Según GRI, los principios para determinar la calidad de la memoria son:

  • Las memorias deben ser equilibradas y reflejar tanto los aspectos positivos como los negativos para poder establecer objetivos de mejora.
  • Los datos que ofrecemos sobre el desempeño económico, ambiental y social tienen que poder compararse con datos de ejercicios anteriores, con nuestros objetivos de RSE y con el trabajo de otras empresas.
  • La información debe ser lo suficientemente precisa y medible para que los grupos de interés puedan evaluarla.
  • Las memorias deben presentarse en base a un calendario periódico y regular que favorezca que los grupos de interés dispongan de la información a tiempo para tomar decisiones.
  • Las memorias deben contener la información comprensible y accesible a vuestros grupos de interés.
  • Los datos que se incluyan en la memoria deben ser fiables, reales, analizados, registrados y presentados de tal forma que se puedan examinar de forma objetiva.

 

5ª pista: ¿Quién tiene que redactar la memoria?

Cread un equipo de redacción multidisciplinar coordinado por un líder de proyecto que recopile los datos necesarios para crear el contenido. Este equipo puede estar formado únicamente por miembros de los diferentes departamentos de la empresa, o integrar a consultores externos que os ayuden a organizar la información.

En UNDATIA comunicación somos consultores y podemos ayudaros a realizar una Memoria de Sostenibilidad, ya sea en conformidad con GRI o con metodología libre. Si queréis un aliado en este proceso, ¡contad con nosotros!

¿Quieres saber qué más podemos hacer por tu empresa? Te damos 5 razones para contratar una agencia de comunicación.